Si vienes a España para estudiar tendrás que solicitar el visado de estudiante.

Este visado permite la residencia a la persona de fuera de la Unión europea para estudiar en centros educativos pero no de forma permanente. También permite trabajar hasta 30 horas semanales y pasar a un visado de trabajo finalizado el tiempo de estudio. Además, durante ese tiempo se contabiliza la mitad del tiempo para conseguir la residencia permanente, pero no es válido para conseguir la nacionalidad.

Existen dos visados de estudiante distintos:

-Uno para corto plazo de entre 90 a 180 días.

-Y otro de largo plazo para más de 6 meses de duración.

Para conseguirlo es necesario no ser miembro de la Unión europea y no se pueden tener antecedentes penales. Así como tener un estado legal válido sin prohibición de entrada al país. Hay que tener fondos económicos para mantenerse (aproximadamente unos 600€ al mes). Contratar un seguro médico de salud que puede ser público o privado con cobertura total en España y presentar un certificado médico que demuestre que no se padece ninguna enfermedad reconocida por el Reglamento sanitario Internacional. Así como, presentar los billetes de ida/vuelta para la corta estancia, y detalles sobre el alojamiento además de rellenar el Formulario EX00 (que es la solicitud de autorización de estancias y prórrogas). En el caso de los menores de 18 años necesitan un permiso legal firmado por los padres.

Por supuesto, hay que matricularse  en un curso reglado y presentar la matrícula o documento que demuestre los estudios que se van a realizar. Tener la homologación o convalidación del título de estudios del país de origen.

El visado de estudiante puede solicitarse en el consulado español del país de origen o estando en España con el visado turístico dentro de los 90 días anteriores a los estudios. Hay que pedir cita en la Oficina de Inmigración de forma online. En persona se puede presentar una autorización notarial o que un abogado o asesor acudan en tu representación.

Durante la estancia con el visado de estudiante se puede traer a un familiar, conyugue o hijo menor de 18 años demostrando la posesión de 75% adicional en los ingresos para la primera persona que acompañe y del 50% en el caso del segundo miembro vinculado al visado de estudiante. Estos acompañantes no podrán trabajar, pero sí residir.

De esta forma se podrá estudiar en España, ya solo faltará aplicarse y aprender mucho.

 

Llama ahora